lunes, 29 de mayo de 2017

Lira Popular Virtual.



28 de mayo de 2017/ EDICIÓN SEMANAL (“en la medida de lo posible”, como dijo el otro) / ESCRIBE JORGE LILLO

DONDE SE PONE EL DEDO EN LA LLAGA SOBRE EL EXTENDIDO USO DE ALGUNOS TERMINACHOS POR PARTE DE AUTORIDADES, ECONOMISTAS Y EMPRESARIOS,
CON LOS QUE APARENTAN HABLAR DE ALGO POSITIVO, CUANDO EN REALIDAD SIGNIFICAN OTRA DISTINTA.

(Sobre una observación del cantante y músico, Juan Carlos Carvajal).

Hay un concepto falaz
de origen politiquero,
que en lenguaje autobusero
es: “avance para atrás”.
Esta es propuesta mendaz
que aglutina dos contrarios,
y que sirve a los falsarios
pa’ simular que se avanza,
cuando en realidad, se transa
con fines retardatarios.

“Crecimiento negativo”,
es otro de los conceptos
de economistas adeptos
a sistemas abusivos.
Con afanes lucrativos,
no advierten: “retrocedemos”,
ni se informa que “perdemos”
por sus malas inversiones
y así dañan las pensiones
de aquellos que ya sabemos.

“Avance usted para atrás”,
es decirle: “retroceda”;
si en el pasillo se queda,
el chofer lo va a retar.
Y si se quiere bajar,
recurra con buen talante
a esta costumbre reinante
que es hacer como el cangrejo,
que cree que va más lejos
si no avanza pa’ delante.

El sistema de a-efe-pé
avanza retrocediendo,
sobre todo repartiendo
las platas que pone usté.
Como se crece al revés,
–es decir en negativo­–
el reparto es lucrativo,
pues gana el recaudador
a costa del pagador
que pierde así sus activos.

Si lo acusan de un “robito”,
puede alegar inocencia
y que ignora la diferencia
entre “préstamo” y delito.
Si se muestra asaz contrito
ante el juez acusador,
puede pedir por favor
“arresto” en un balneario
y no salir en los diarios,
pues se trata de un “error”.

Así son los eufemismos
habituales del “relato”
y abundan los candidatos
hablando de “progresismo”.
¿Querrán decirnos lo mismo
si se devela el discurso,
o también es un recurso
para ocultar la verdad
y avanzarán para atrás
en cuanto les demos curso?


No hay comentarios: