domingo, 16 de julio de 2017

Un sismo de nieve.



Un sismo de nieve

Hasta hoy el ser humano - y enhorabuena - está impedido de provocar fenómenos que son propios del poderío de la bella, cruda y pura naturaleza. Tampoco tiene tantos medios para contenerlos.

El hombre actual puede generar conocimiento, también qué bueno que así sea, es expresión de su esencia. La cultura creada hasta hoy es clara y evidente manifestación de ese poder de la Humanidad.
 
 

El ser humano puede hallar, descubrir las leyes que ya están en el universo y que operan por su naturaleza, pero no creadas por él. Esta realidad natural con su sabiduría viene cursando desde su origen, desde el origen del origen, viene desde antes que...

Los intentos humanos han sido y son, alguna vez... domeñar los universos naturales. Lo primero fueron los afanes miméticos, como alzar vuelos o nadar, también correr como los felinos, pero hasta por ahí no más... Se optó mejor por crear los aviones y las embarcaciones, aun así, los primeros suelen caer y, las segundas, naufragar.  

Hay momentos en que nos estremece un violento sismo, ese movimiento geológico nos saca de nuestra quietud. En otras circunstancias una copiosa lluvia nos cubre, y los desbordes de ríos hasta nos ahogan. El peso de una nevazón también causa estragos, así como la fuerza de las marejadas. 

Por ahí circula la información que ahora el ser humano puede provocar un sismo, también lluvias. Habrá que verlo. De lo que no hay dudas que sí puede hacer es provocar con sus malos hábitos o funestos cometidos algunos desequilibrios en el medio ambiente, en su propio hábitat. Puede emporcar su propio nido... Crear epidemias, contaminación, guerras, daños, calamidades, etc. La inteligencia da para mucho...

Pablo Neruda, en un verso de su exilio, y de reminiscencia de su Chile, dijo " El planeta te dio toda la nieve ". Es una clara certeza. Basta ver, respirar y sentir la extensa montura geológica de miles de kilómetros cubierta de armiño.

Gran parte de nuestro territorio se ha cubierto de nieve, las ciudades. Es el invierno bajo cero de esta australidad. Encanto y belleza.También fuego frío...

Carlos Poblete Ávila
Profesor de Estado

Chile, julio 15 de 2017
 
Fotografías: 1) Santiago nevado, foto de TV13. 2) Hoy, mi patio, un madero y la nieve... foto del autor del artículo.3) Centro de Santiago nevando, foto del diario La Cuarta.

No hay comentarios: